.comment-link {margin-left:.6em;} <$BlogRSDURL$>

Monday, April 25, 2005

Locura (madness) 

This prose was inspired in the life of Charly Garcia, the best and craziest argentian musician ever, imo. He is a mad as most master artists of all times.

I wrote this months before moving to this flat I now live in, which was Charly´s flat 3 years before. I didn´t know about this until I got in here finally and the flat owner told me the story. So Charly´s spirit rumbles somehow within these walls, and I can feel him at times.

If I have time later I will translate it to English. Sorry!)

***********************************************************

la locura envolvía su cuerpo como llamas que a veces eran un calor tibio y otras un incendio... ya no tenía dónde escapar, porque.. a dónde escapa uno cuando es de sí mismo? cómo haces para dejarte tirado en algún rincón, olvidarte en una esquina, perderte en una manifestación o una fiesta... cómo te dejas?

él tampoco podía, hasta que empezó a tratarse a sí mismo de "él", en tercera persona... fue una buena jugada, él ya no era él, era otro, porque se trataba de "el señor", "el muchacho", "aquel viejo", no importaba ya que hiciera las peores atrocidades o se lascerara de mil modos, él era "él" y no "yo"... astuta su mente que encontró un desvío sencillo para esa ecuación perversa y mientras tanto seguir siendo y haciendo como hasta siempre...

porque es que había cambiado? o más bien había buscado la forma de cambiar todo para ser el mismo? naturalmente lo último sucede, la adaptación es una mentira de libro, sólo existen estos juegos de la mente, estos engaños que permiten que puedas ser a pesar de ti mismo... aún asi él no era feliz,

muchos me dirán...es cierto, él no quería ser feliz, por qué iba a querer serlo? o mejor expresado aun quizá, qué es "ser feliz"? si es haber encontrado la forma de ser a pesar de todo y todos, pues bien, ese hombre era feliz... a pesar de él mismo a pesar de su vida de su pasado de su mundo... si sólo había un inconveniente era que al hablar de sí como de otra persona su mente no había resuelto quién enunciaba las palabras.... quien era ese otro "él" que hablaba de él como de un tercero.... con lo cual el era nada... tan sólo una nada más de las que caminan por este mundo arrebatado de nadas ambulantes...

si, tan nada como yo o como tú que tampoco eres nada... problema lógico si los hubo alguna vez, ya que cuando él no era él sino aquel otro del que luego siendo nada hablaba, no se acordaba de lo que hacía, que era el objetivo primero de su desviación mental, y cuando se ponía como observador de ese otro, era nada.... entonces teníamos un presente hecho de un tercero y una nada y un pasado inascible por definición... por suerte quienes lo rodeaban supieron ver que el muchacho de ropas siempre algo desprolijas y pelo enredado tenía valor... y a cada una de las cosas que el otro él llevaba a cabo, quienes hermosamente bien lo estimaban las supieron vender por miles, hasta millones...

un gran artista... bien por él, o más bien bien por ellos exclusivamente porque que mientras él no era él o cuando era nada (cualquiera de sus dos estados) estaba sólo... hablaba consigo mismo, se acariciaba el rostro o se abrazaba acurrucado en su cama...

dónde te vas cuando en realidad no estás? ni estarás? para partir debes haber llegado y nunca lo había hecho del todo... por eso no podía irse, por eso era nada, por eso estaba sólo, por eso era un loco...

pero me pregunto qué locura es esa.... qué locura más distinta a la normalidad de muchos otros...

me pregunto... quién no ha querido escapar de sí mismo, quién no ha sido nada, quién no ha sido vendido por sus seres queridos a un buen postor, quiénes no se han abrazado en una cama sintiendo la soledad que penetra los huesos y el frío de un cuarto vacío, sin pasado... sin presente...

quién puede decir que no es preso de sí mismo?

Comments: Post a Comment


Links to this post:

Create a Link

[ home ]

This page is powered by Blogger. Isn't yours?